18.4 C
Sunchales

Continúan los robos en la ciudad

(Por: Rafaela Noticias) – En calle Silvestre Begnis al 1700 de Sunchales robaron un televisor de 42 pulgadas, previo a forzar una puerta de un quincho. Ocurrió en la noche del sábado.

También en Sunchales, pero sobre 1° de mayo al 30, sustrajeron una bicicleta SLP desde la entrada de un domicilio que tiene rejas; las mismas estaban sin medidas de seguridad. En tanto el vehículo tenía el candado puesto, pero no estaba agarrado a ninguna columna. Ocurrió el viernes por la tarde.

En Alemania y Paraguay de la localidad de Sunchales, se llevaron una Zanella 50 cc., pegamento, 300 pesos, cámaras de motos, juegos de llave, entre otros elementos de taller. Dejando, los autores del ilícito, abandonada una moto que fue secuestrada por la policía. Ocurrió en la madrugada del sábado.

En primera persona
Por otra parte, Sabrina, una de las víctimas de los robos del fin de semana, dialogó con «El Mismo Idioma», refiriendo que «estoy tranquila pero muy indignada y con bronca porque es la cuarta vez que entran en mi domicilio».

«Vivo en el Loteo Rambaudi de Barrio 9 de Julio, sobre calle Joaquín V. González. Tengo dos baldíos a los lados», explicó, agregando que fueron los vecinos quienes escucharon ruidos en la vivienda y la llamaron para alertarle, en momentos en que ella se encontraba de viaje.

Por tal motivo fue un familiar directo quien llegó primero, verificando que se había violentado una ventana, arrancándola. Ingresaron a través del baño, cuya puerta estaba con llave y debieron utilizar una barreta, haciendo ruidos que alertaron a los vecinos. «Esos ruidos hicieron que ellos -los vecinos- se dieran cuenta del robo, llamaron a la Policía y la Gus que vinieron rápidamente y evitaron que se consumara el ilícito porque se quedaron afuera y vieron cómo quienes parecían ser menores de edad huían del domicilio».

«Ahora tengo que estar refugiada en mi casa todo el día o ver que haya alguien para poder salir… vivo atormentada mientras ellos -por los delincuentes- están libres. Doy gracias de que no me robaron nada pero el destrozo lo tengo que pagar, el negocio no lo puedo atender ni tampoco pude ir a comprar productos», continuó con un marcado tono de resignación.

Ultimas noticias