Martes 14 de agosto de 2018

Cecilia Gabiani y el próximo paso en el Complejo Ambiental

“Es un trabajo que iniciamos allá por 2016 con la compra del terreno luego de tener una prefactibilidad de un par de ministerios de la Provincia. Tras la correspondiente categorización y presentación del estudio de Impacto Ambiental, nos pidieron dos anexos de suelo e impacto hídrico, que son las últimas presentaciones elevadas”, comentó Cecilia Gabiani, Subsecretaria de Ambiente y Espacios Públicos del Municipio, en un contacto telefónico mantenido con “El Mismo Idioma”, de FM 95.7.

“En diciembre ingresó la última versión que fue aprobada en marzo, agregándose al estudio anterior en Medio Ambiente y la semana pasada nos dieron la aprobación cuya Resolución Nº 186/2018 del 11 de mayo está llegando estos días por escrito”, relató.

“Igualmente el proyecto ejecutivo lo tenemos hecho ya que lo adelantamos y estaba en espera a esta Resolución. Tenemos un Amparo presentado por vecinos y una vez que tengamos este expediente por escrito, lo elevaremos al juez interviniente y éste debería actuar, entendemos que a favor nuestro”, agregó.

En otro tramo indicó que “el Complejo Ambiental debe tener un acceso garantido todo el año por lo que deberemos hacer el mejorado del terreno, el cercado del predio y la protección de lo que será construido luego en el terreno, junto a la bajada de luz que debe hacer la Cooperativa de Tacural”.

Más adelante se construirá una planta de tratamiento y recuperación, celdas de disposición y demás obras que estarán pensadas para un plazo de unos veinte años aproximadamente.

La participación en este Complejo estará dada por Sunchales y otras 17 comunas las que se sumarán en unos 80 km de radio desde Humberto a Eusebia y desde Palacios a Lehmann. “Entendemos que habrá localidades que hoy no integran este grupo y podrán sumarse a futuro con el pago de la Tasa por su uso lógicamente. Se dispondrá además de dos estaciones de transferencia, ubicadas en Humberto y Eusebia, donde se irán reuniendo parte de los elementos para que no sea obligatorio su traslado hasta nuestra ciudad”, sostuvo.

Además adelantó que “trabajaremos en varias líneas, por ejemplo la recuperación de elementos a ser reutilizados o recuperados, la generación de energía limpia con la instalación de un biodigestor y la generación de compost y finalmente la disposición final de lo que no pueda ser recuperado o reciclado. Todo esto, también pensado en la posible instalación de emprendedores que puedan disponer de estos elementos como materia prima”.

Residuos en positivo
Por otro lado, llevó tranquilidad a los vecinos al anticipar que la disposición final de los residuos que no puedan ser recuperados o tratados se realizará en positivo. Esto hará que los fardos generados no se entierren sino queden sobre el nivel de suelo, evitando entrar en contacto con las napas, tal como está vigente en la legislación actual.

Share