11.2 C
Sunchales

Policías: Pidieron prisión preventiva sin plazos

(Por: Diario Castellanos) – El sábado desde alrededor de las 9 y ante una colmada Sala 3 del edificio de Tribunales, se llevó adelante la audiencia imputativa contra los 8 policías que revistaban en la Comisaría N° 3 de Sunchales y que permanecen detenidos desde el pasado viernes 18 de octubre, acusados -siete de ellos- del delito de Torturas; -y otro de Encubrimiento agravado- en perjuicio de dos detenidos.

La audiencia fue presidida por la Jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Dra. Cristina Fortunato, y asistieron en representación del MPA el Fiscal Regional Diego Vigo; y las fiscales Lorena Korakis y Gabriela Lema.

En tanto los imputados fueron asistidos por los Dres. Alejandro Leguizamón -quien representa al jefe y a un suboficial de la Comisaría-; Aníbal Caula que tiene a su cargo la defensa de cinco imputados; y los doctores Raúl Domenella y Pablo Mosconi, en representación del subjefe de la dependencia.

En la lectura de la imputación, la Dra. Lema describió la hipótesis de la Fiscalía que acusa a los policías de haber aplicado torturas y tormentos a José Darío Cornejo y Juan Daniel Flamenco, hermanos por parte de madre, que fueron detenidos en la noche del jueves 17 de octubre. Tras ello, entre las 5 y las 6 de la mañana del martes 18, habrían sido trasladados a la cocina de la repartición, uno esposado y el otro maniatado con precintos. Siempre según la descripción de Lema, ambos habrían sido golpeados mientras estaban de rodillas, y en el caso de Flamenco, le bajaron los pantalones y en medio de insultos y amenazas, pretendieron obligarlo a confesar el paradero de una motocicleta que le habría sido robada a uno de los efectivos participantes de la escena de violencia. «En medio de esas circunstancias, que incluyeron la aplicación de tormentos tales como el «submarino seco» -la colocación de una bolsa de polietileno en la cabeza de uno de los detenidos, hasta provocarle la falta de oxígeno-, Cornejo fue golpeado por el oficial Juan Aurelio C., quien fue acusado de ser el responsable de haberlo arrojado por la ventana de vidrio que terminó provocándole gravísimas heridas en el cuello a la víctima.

Las defensas
En el marco del trabajo de los abogados defensores, debe decirse en primer término que los doctores Raúl Domenella y Pablo Mosconi, representan al subjefe de la Comisaría N° 3, Federico Hernán M. -acusado de Tortura-, quien estaba a cargo en ese momento.

Por su parte el abogado Alejandro Leguizamón representa al jefe, Luciano Martín G., acusado de Encubrimiento agravado; y el suboficial Mauricio Leonardo O. -Tortura-.

Finalmente el Dr. Aníbal Caula tiene a su cargo a Carlos Agustín M: Emanuel Brian G.; Juan Aurelio C.; María Itatí A.; y Silvana S., todos acusados del delito de Tortura.

Postura fiscal
Tras la audiencia del sábado, en sede de la Fiscalía Regional encabezada por el Dr. Diego Vigo -quien estaba acompañado de las fiscales Lorena Korakis y Gabriela Lema- atendieron a los medios de prensa que se acercaron al lugar. En el comienzo el Fiscal Regional señalaba: «La tortura es un ilícito que deslegitima al Estado. Es deber funcional, legal y constitucional del MPA perseguir este aberrante delito que establece penas muy graves y que merece un abordaje muy claro y muy firme en la investigación».

Y luego dijo estar «totalmente de acuerdo con el vecino que reclama seguridad y que no quiere que haya impunidad», aunque también advirtió que «somos una República y no podemos permitir que cualquier circunstancia delictiva justifique que una persona salga de una comisaría en ambulancia y al borde de la muerte».

Sobre la investigación propiamente dicha el Fiscal Regional señaló: «Esta Unidad Fiscal en la persona de Gabriela Lema que el día 18 de octubre estaba de turno, tuvo la novedad de hechos con apariencia delictiva; una presentación por escrito de la Defensora Regional Dra. Estrella Moreno advirtiendo sobre una situación que en principio, era una autolesión de una persona que estaba privada de la libertad en la Comisaría de Sunchales y, por el deber de objetividad, y con el respaldo de esta Fiscalía Regional, la fiscal se presentó en la dependencia, comenzando las diligencias investigativas pertinentes. Con la prudencia del caso y la urgencia que merecía la situación, la representante del MPA decidió tomar medidas que consideraba pertinentes para la preservación de la evidencia que se estaba colectando. Sabemos que fue una situación totalmente excepcional, pero como fiscales entendemos que estas circunstancias pueden llegar a darse y debemos actuar en consecuencia. Ustedes tuvieron la oportunidad de presenciar la audiencia imputativa, de escuchar la plataforma fáctica, la calificación de los hechos y la evidencia que sustenta la acusación fiscal; la jueza resolvió fijar la audiencia cautelar para el día lunes (por hoy); los imputados prestaron su conformidad en ese sentido y la defensa técnica también y se abstuvieron de declarar. Ahora sigue el proceso penal según lo establecido por el Código y serán las fiscales Korakis y lema quienes continuarán en la investigación de este caso que es de gravedad institucional; de dificil investigación, no solo por la cuestión técnica sino porque advertimos la repercusión social que significó que en una comisaría, se apliquen tormentos conforme a la teoría de la fiscalía por el momento», terminó diciendo el Fiscal Regional durante la convocatoria efectuada el mismo sábado tras la realización de la audiencia imputativa.

Ultimas noticias